Un verano para la evangelización

Domingo XIV del Tiempo Ordinario. Is 66, 10-14c / Sal 65 / Gál 6,14-18 / Lc 10, 1-12.17-20.

“La mies es abundante y los obreros pocos»

Jesús, para llevar su evangelio de salvación al mundo entero, necesita colaboradores. Los encontró en los doce Apóstoles, los encontró en “los setenta y dos”, que envió por delante “de dos en dos, a todos los pueblos y lugares donde pensaba ir él”,  los debiera encontrar en nosotros. ¿Estamos dispuestos a colaborar, o preferimos sestear y perder el tiempo? ¡Qué buena ocasión el verano para difundir, con la sonrisa, el afán de servicio, la palabra amable y la generosidad, la buena nueva del evangelio. ¡El mundo lo necesita! ¡Feliz verano evangelizador!

(Tomado de Pueblo de Dios, n. 72, julio).

About Post Author