Se puede cambiar el mundo

Domingo XXV del Tiempo Ordinario

Amós 8, 4-7 / Salmo 112 / 1Timoteo 2, 1-8 / Lucas 16, 1-13

“Ganaos amigos con el dinero de iniquidad, para que cuando os falte, os reciban en las moradas eternas”.

Esta afirmación del Evangelio choca y llama la atención, pues parece aprobar una conducta administrativa corrupta. Pero es todo lo contrario: invita a poner astucia y ganas en conseguir la verdad, la justicia y la caridad, que valen y duran más que el dinero, y que, sin embargo, suscitan menos entusiasmo que éste. Escuchar esta exhortación en la Eucaristía dominical, anima a empeñarse en el intento.

¡Adelante con ello!

(Origen: A. M. Pascual, Pueblo de Dios n. 74)

About Post Author