Recibid el Espíritu Santo

Recibid el Espíritu Santo

Domingo de PENTECOSTÉS

Hch 2, 1-11 / Sal 103 / 1Co 12, 3b-7.12-13 / Jn 20, 19-23

 

“Se llenaron todos de Espíritu Santo”

Hoy se cumplen los cincuenta días de la resurrección de Jesucristo, hoy es Pentecostés. Y celebramos que, en este día, el Resucitado envió, desde el Cielo, al Espíritu Santo, y desde entonces lo sigue enviando a la Iglesia para llenar con sus dones divinos a los cristianos.

 

“Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu”

El Espíritu Santo es Dios y trae al corazón del hombre la santidad de Dios. Él libera del pecado y promueve con sus dones el bien y la virtud. Y a la Iglesia el poder perdonar los pecados, poder que Cristo confiere a los Apóstoles, a sus sucesores los Obispos, y a los Sacerdotes.

 

“A quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados”.

Cristo Resucitado no da sus dones con tacañería, sino con inmensa prodigalidad. En este día de Pentecostés nos invita a abrir nuestros corazones para recibir el gran don del Espíritu Santo. Que no cierre nuestros corazones la superficialidad, la falta de reflexión, el descuido de la oración, la pereza, la sensualidad o el egoísmo. Que el mundo se transforma por medio de los santos, hombres y mujeres de la calle, que creen en el futuro porque se saben movidos por Dios Espíritu Santo, amigo del perdón y de la reconciliación.