«Nos mostraron una humanidad poco común» (Cf. Hch 28, 2)

«Nos mostraron una humanidad poco común» (Cf. Hch 28, 2)

«Nos mostraron una humanidad poco común» (Cf. Hch 28, 2) es el lema de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que se celebra del 18 al 25 de enero de 2020. Los obispos de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionalestambién han hecho público un mensaje en el que explican que este año el Octavario se inspira en la narración de la tempestad que sufrió la nave que llevaba a san Pablo a Roma con algunos prisioneros y que acabaron socorridos en Malta «con verdadera humanidad por los nativos de la isla y por el personaje principal, Publio, que acogió en su propia casa a los náufragos y los auxilió hasta la admiración».

 

Una narración de gran actualidad, si pensamos en la diversidad de gentes y culturas que hoy pueblan las calles de nuestras ciudades y pueblos. Miles de personas que viven diverso, que creen diverso, que oran diverso. El relato muestra una maravillosa realidad que nos urge cada día a una fuerte llamada a la unidad de acción de todos los cristianos, para que tratemos con solícito esfuerzo a pedir a Dios Padre por la unidad de todos los cristianos, a que nos esforcemos en vivir nuestro compromiso cristiano con responsabilidad para que la fuerza atractiva de su Iglesia pueda albergar un día a todos los que creemos en Él, esperamos en la redención de su Hijo y participamos de los dones del Espíritu Santo. Es necesario ayudar con nuestra vida cristiana a crear el clima suficiente para que llegue el día en que podamos hacer realidad la aspiración de Jesús cuando dijo “Que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado” (Jn 17, 21)