María Goretti, una santa para nuestro tiempo

Rememorar a María Goretti es hablar de adolescencia, de pobreza, de familia destrozada, de necesidad, pero también de corazón limpio, de voluntad íntegra, de grandeza moral.

Nació el 16 de octubre del año 1890 en Corinaldo (Italia), provincia de Ancona, hija de Luigi Goretti y Assunta Carlini, tercera de siete hermanos.​ Emigrante en varias ocasiones por la precariedad económica de sus padres, acabó en Ferriere di Contra, compartiendo casa con un viudo e hijo para trabajar la tierra. La desgracia vino enseguida cuando el 6 de mayo de 1900 fallecía su padre a causa de la malaria; ella tan sólo contaba con nueve años.

Ante esta situación, su madre tuvo que trabajar dejando la casa y los hermanos menores a cargo de María. Esto no era obstáculo para asistir asiduamente a sus lecciones de catecismo preparatorias para la primera comunión.

A los once años alcanzó su anhelo de hacer la primera comunión, pero también llegó su adolescencia; y con ella, y su figura bien parecida, la pasión del joven que compartía casa con la familia, Alessandro Serenelli, de veinte años de edad.

El 5 de julio de 1902, aprovechando la soledad de la casa – pues la familia y el padre del joven trabajaban en el campo-, Alessandro abordó a María e intentó violentarla, a lo que María opuso resistencia y trató de hacer razonar al joven de lo impropio de la acción; su formación moral y cristiana no le permitía acceder a sus pretensiones. Alessandro insistió reaccionando con completo descontrol, tratando de arrebatarle el vestido y apuñalándola en varias ocasiones con un hierro punzante; María, malherida trató de arrastrarse hacia la puerta, pero él volvió a apuñalarla en la espalda en tres ocasiones más. Cuando el padre del joven volvió a la casa y la vio tendida en el suelo pensó que estaba muerta, llamando a la madre. Al comprobar que no era así, fue llevada al hospital, muriendo al día siguiente.

María, poco antes de morir, perdonó a su agresor. El joven fue condenado a 30 años de prisión en Noto, donde se arrepintión de su crimen. Tras 25 años de reclusión, fue excarcelado por buena conducta, pasando el resto de su vida como jardinero y portero de un convento capuchino en Macerata, donde falleció el 6 de mayo de 1970, a la edad de 88 años.

María fue canonizada el 24 de junio del año 1950 por el papa Pío XII. Su festividad se celebra el 6 de julio.

1902: pobreza, abusos, violencia, descontrol pasional, desprecio a la mujer, obsesión por el placer, vaciamiento de la conciencia, pérdida de valores morales… ¿Porqué no aprendemos nunca de la historia y se repiten continuamente los mismo errores?