III Domingo de Pascua

PRESENCIA VIVA DEL RESUCITADO

Lecturas: Hechos 5, 27b-32.40b-41 / Salmo 29 / Apocalipsis 5, 11-14 / Juan 21, 1-19

Comentario: Aquel discípulo a quien Jesús amaba le dice a Pedro: “Es el Señor”.

Emociona, en estos domingos de Pascua, escuchar el relato de las apariciones del Resucitado y sobre todo ésta, que tiene lugar en el lago de Tiberiades. Todo creyente también puede sentir la fuerza viva del Resucitado si mira con ojos limpios, como el Discípulo Amado, o con corazón arrepentido como Pedro, sin dejarse amedrentar por los trajines y dificultades de la vida. (Tomado de Pueblo de Dios, n. 69, p. 2)