El próximo domingo, la Ascensión del Señor

Aunque la ascensión de Señor a los cielos se conmemora 40 días después del domingo de Pascua (Marcos 16, 19; Lucas 24, 51; Hechos de los Apóstoles 1, 2), actualmente se ha trasladado en España al domingo siguiente a esta fecha, por no ser festivo.

La tradición designa al monte Olivet cerca de Betania como el lugar donde ocurrió el hecho, y es una de las festividades más solemnes en el calendario juntamente con la festividad de la Pasión, la de la Pascua y la de Pentecostés. Tiene una vigilia y desde el siglo XV una octava la cual es parte de la novena de preparación para Pentecostés de acuerdo a las directrices dadas por el Papa León XIII.

La celebración de esta festividad es muy antigua. Aunque no hay evidencia documental, se considera que existe con anterioridad del siglo V. San Agustín indica que tuvo un principio apostólico y habla de ello informando que la festividad se celebraba en la iglesia antes de él. También se menciona en los escritos de san Juan Crisóstomo, san Gregorio de Nysa y en la Constitución de los Apóstoles.