El corazón del creyente

Domingo XV del Tiempo Ordinario
Deuteronomio 30, 10-14 / Salmo 68 / Colosenses 1, 15-20 / Lucas 10, 25-37.

El maestro de la Ley, queriendo justificarse, dijo a Jesús: “¿Quién es mi prójimo?”

La provocativa parábola del buen Samaritano invita a plantearse con seriedad y eficacia el amor al prójimo, al que hay que acercarse voluntariamente, “haciéndose prójimo”, y, con imaginación y ganas, ayudarle a salir de su postración. Hoy se necesita este tipo de corazones compasivos: son los más felices y los que hacen más felices a los demás. En este verano saquemos tiempo para ello. Son muchos los que nos esperan.

(Tomado de Pueblo de Dios, n. 72, julio).

About Post Author