Dios lo pide todo

Domingo XIII del Tiempo Ordinario. 1 Reyes 19, 16b.19-21 / Salmo 15 / Gálatas 5, 1.13-18 / Lucas 9, 51-62

“Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás vale para el Reino de Dios”

El secreto para ser feliz es darse a Cristo, que se nos ha entregado primero a nosotros, y no mirar atrás. Ojalá que jóvenes y mayores nos enteremos ¡Es, para los creyentes, un secreto a voces! ¡Y es lo que el evangelio no se cansa de repetir! Y lo que confirma la experiencia de tantos y tantos que han sido felices a pesar de carecer de riquezas, placeres y vanidades, porque se supieron entregar sin condiciones a Dios, que es el mejor pagador.

About Post Author