¡Preparad el camino al Señor!

¡Preparad el camino al Señor!

El Adviento es el tiempo de preparación para celebrar la Navidad, y comienza cuatro domingos antes de esta fiesta; viene del latín “ad-venio”, que significa “venir, llegar”, y dura cuatro semanas. Además marca el inicio del Nuevo Año Litúrgico católico, que este 2017 comenzó el domingo 3 de diciembre.

 

El Adviento está dividido en dos partes: las primeras dos semanas sirven para meditar sobre la venida final del Señor, cuando ocurra el fin del mundo; mientras que las dos siguientes sirven para reflexionar concretamente sobre el nacimiento de Jesús y su irrupción en la historia del hombre en Navidad.

 

Desde hace unos años, en los templos y casas se colocan las coronas de Adviento, las cuales tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en encender velas durante el invierno para representar el fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizarlos; partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica.

 

La corona está formada por una gran variedad de símbolos: el ser redonda, el color rojo, el verde del follaje, los frutos que se colocan; las velas son cuatro y representan los cuatro domingos de Adviento.  Se va encendiendo una vela por cada domingo. Asimismo, los ornamentos del sacerdote se tornan de color morado como símbolo de preparación y penitencia.