El edificio

Crucería reduccionEl edificio está construido en piedra sillar, y consta de tres naves rematadas en cabeceras ochavadas de tres paños, más profunda la central, y tiene cinco tramos; las naves son de igual altura y hay capillas bajas entre contrafuertes.

Pilares cilíndricos fasciculados, exentos y adosados, y arcos apuntados, soportan crucerías estrelladas con combados curvos y de terceletes, algunas sin cruceros.

Hay coro bajo a los pies, en el último tramo de la nave central. Tras la cabecera está la girola rectangular, a base de tres capillas cubiertas con cúpula con linterna sobre arcos de medio punto y pilastras, comunicada con la iglesia a base de rasgar los testeros de los ábsides laterales.

A los pies se encuentra una capilla trascoro, sirviendo de parroquia, de planta octogonal inscrita en rectángulo a la que se abren seis capillas; el cuerpo central se cubre con cúpula de paños con linterna y las capillas con bóveda de lunetos.

La sacristía es de tres tramos cubiertos con bóveda de aristas y se sitúa sobre la nave del evangelio.

Las tres naves con sus cabeceras son de estilo Reyes Católicos, construidas entre 1500 y 1538. Hacia 1626 se construye la capilla sur de la girola en estilo clasicista, por Pedro de Aguilera, rasgándose el ábside de la epístola. La sacristía y capilla norte de la girola son barrocas, construyéndose hacia 1678 por Francisco y Antonio de Lagándara, y ampliándose y haciéndose la antesacristía rasgando el testero del evangelio hacia 1687 por Manuel Gutiérrez según traza de Juan Raón y el abovedamiento por Domingo de Usabiaga.

La planta mide 80 metros de longitud, de anchura 26 metros y su altura alcanza los 27 metros.