12- Capilla de San Ildefonso

La capilla de los San Pedro, hoy conocida como de “San Ildefonso”, no se sabe si fue construida por su primer dueño, Alonso de San Pedro, o si ya estaba construida y él la adquirió. Lo cierto es que en 1530 él y su mujer, Catalina de Soria, la dotaron ricamente y posiblemente por estos años mandaron también construir el rico retablo que la decora.

El retablo, mutilado por los traslados, ha perdido también algunas de sus imágenes, y está planteado en banco sobre zócalo de querubines, y dos pisos coronados por remate, todo él de tres calles separadas por balaustres. En el banco, Descendimiento y Ecce Homo; en primer piso san Francisco de Asís, Imposición de la Casulla a san Ildefonso y Apóstol, posiblemente san Bernabé (falta su atributo); en el segundo, san Bernardino de Siena, María Magdalena y san Antonio de Padua; coronando, el Calvario con la Virgen y san Juan Apóstol.

A la derecha, alacena protegida con verjas donde se guardan algunas reliquias insignes.

En la pared este un delicado lienzo de la sagrada Familia, de escuela italiana del siglo XVIII.

Es espacio se cierra con una reja de la misma época y se corona con crestería decorada con escudos de la familia y tondos de san Pedro y san Pablo.