3- Capilla del Pilar

En 1530 la capilla figuraba a nombre de Francisco Sáenz de Enciso, y a mediados de siglo estaba amparada por Gaspas de Enciso. Comenzó llamándose la capilla de “La Piedad”, relieve que aún se conserva en el retablo, pero hoy comúnmente se la conoce como “La del Pilar”.

Parece que ni la capilla ni la familia tuvieron fortuna, pues sólo conserva originalmente un relieve y la Virgen sedente. Nunca llegó a cerrarse con reja,  caso único en todo el templo.

El retablo de la izquierda conserva los ejemplares más antiguos, y está planteado en banco con símbolo mariano, dos pisos y remate. Según consta en inscripción, se hizo en el siglo XVIII (“Este altar se hizo […] en el año 17??”) y alberga como titular una Virgen sedente gótica del siglo XIV, aunque rehecha en el siglo XVII;  es la imagen a la que venían a rezar los que iban a ser ajusticiados, por lo que se la conoce popularmente por este nombre: “Virgen de los Ajusticiados”. En el segundo piso un san Juan Bautista rococó de la época del retablo, y en el remate un relieve hispano-flamenco de la Piedad con la Virgen, san Juan evangelista y María Magdalena, del siglo XV.

En el centro un retablo barroco de mediados del siglo XVII, de banco, cuerpo con columnas pareadas y ático, con relieves en el banco de san José, Anunciación, san Joaquin, Nacimiento de María, santa Ana, Visitación a santa Isabel y san Antonio de Padua, el cual ha perdido el Niño Jesús. En el cuerpo, Virgen del Pilar moderna, y en el ático santo Domingo de la Calzada también actual.

A derecha e izquierda del retablo, dos lienzos del siglo XVIII, narrando, el de la izquierda, la conversión de san Francisco de Borja en la conocida escena de reconocer el cuerpo de la reina Isabel de Portugal; la cartela inferior explica la escena. Y a la derecha, Francisco de Borja acude a Roma para pedir a san Ignacio el ingreso en la Compañía de Jesús, como explica la cartela inferior derecha. Francisco de Borja fundó el Colegio de la Compañía en Logroño.

A la derecha, cuadro de san Miguel Arcángel, obra del siglo XVII, con las inscripción “Fue concebida sin pecado original”. Lleva el escudo familiar de los Ponce de León.