17 sacerdotes fallecieron en 2018

17 sacerdotes fallecieron en 2018

El año 2018 fue excepcional para la Iglesia diocesana, dado que 17 de sus sacerdotes fallecieron durante el año. La relación de los mismos es la siguiente:

 

P. Mariano Martínez Fernández, CMF

Nacido en Cervera del Rio Alama en 1931, a los veinte años ingresaba en el postulantado de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos) de Santo Domingo de la Calzada, y un año después (1953) emitía su primera profesión en Salvatierra, volviendo a Santo Domingo para completar su formación filosófico-teológica, donde también realiza su profesión perpetua en 1956. En junio de 1960 era ordenado presbítero en Santo Domingo de la Calzada, de manos del entonces Obispo de la Diócesis, D. Abilio del Campo. Tras la ordenación sacerdotal fue destinado a Valmaseda para la docencia, y un año después (1961) vuelve a Santo Domingo por dos años, para la misma encomienda, trascurridos los cuales, es destinado a Salamanca para estudios de especialización. De ahí va al colegio de Gijón como profesor y director espiritual. Dos años después vuelve a Santo Domingo pero en esta ocasión como Maestro de Novicios y Superior de la Comunidad, dedicándose también entre 1969 y 1972 a la Pastoral vocacional. En 1974, previos dos años de formación específica en Madrid, se desplaza a Colmenar Viejo para hacerse cargo de la prefecturía de teólogos. En 1975 fue trasladado a la Comunidad del Buen Suceso 22, donde a lo largo de 22 años de estancia trabajó en diversas obras al servicio de la Vida Religiosa (clases, retiros, ejercicios espirituales, conferencias, etc.) Entre 1997 y 2007 tuvo diversos destinos (Colmenar Viejo, Mendizábal 67, Los Negrales) y distintas encomiendas, destinado por fin a Logroño, a la parroquia del Inmaculado Corazón de María, donde pasó 10 años dedicado a la pastoral, la formación (incluido el Seminario diocesano, y la Escuela de Teología), y la atención espiritual. En agosto de 2017, debido a su estado físico, fue trasladado a la Comunidad asistencial de Colmenar Viejo, donde su situación física se fue deteriorando, falleciendo el 2 de enero con 86 años de edad.

 

D. Julio Manzanares Marijuán

Nacido en Corera en 1932, cursó sus primeros ocho años de estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de Logroño, finalizando en Comillas obteniendo la Licenciatura en Teología. Su ordenación sacerdotal fue en julio de 1955, recibiendo el mismo mes y año la encomienda pastoral de Ecónomo de la parroquia de Robres y Encargado de San Vicente de Robres, Oliván, Valtrujal y Santa Marina, y tres meses después se traslada a Diustes, como Ecónomo de su parroquia, y Encargado de Camporredondo. Un año después, 1956, es destinado a Calahorra con el nombramiento de Coadjutor de la parroquia de Santiago. En 1962, y por 5 años, completa sus estudios en Roma, de Derecho Canónico (obteniendo el Doctorado) en la Universidad Gregoriana y de Liturgia (obteniendo la Licenciatura) en el Instituto de San Anselmo de Roma. En 1967 vuelve a la Diócesis y es nombrado Profesor del Seminario diocesano, pasando poco tiempo después a Salamanca. Ya en Salamanca, en 1979 fue nombrado canónigo Doctoral de la Catedral de Calahorra. En 1983 toma plaza como Profesor de la Universidad de Salamanca, donde fue Catedrático de Derecho Canónico, llegando incluso a ser Rector de la misma durante cinco años (1998-2002). También fue profesor invitado de la Universidad Gregoriana, asesor y consultor de numerosas instituciones nacionales e internacionales y colaborador habitual en revistas especializadas como la Revista Española de Derecho Canónico de la propia Facultad de Derecho Canónico de la UPSA. Falleció en Salamanca el 22 de enero, a los 86 años de edad, y recibió sepultura el día 24 en Logroño, en el panteón de los sacerdotes.

 

D. Arturo Ruiz Muñoz

Nacido en Herce en 1934, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño en junio de 1960. En septiembre del mismo año fue nombrado Ecónomo de Sarnago (Osma-Soria), y dos años después, 1962, de Pradillo de Cameros, y Administrador de Gallinero de Cameros. En 1963 se traslada a Almarza para hacerse cargo de su parroquia, como Ecónomo, y Administrador de la parroquia de Pinillos. En 1965 es nombrado para la parroquia de Grávalos, como Ecónomo, y Administrador de la de Villarroya, a las que se añade en 1975 la Administración de las parroquias de Muro de Aguas y Ambasaguas. En junio de este mismo año, 1975, se traslada a Cervera del Río Alhama para hacerse cargo como Ecónomo de la parroquia de San Gil, y en 1985 se le añade la Administración parroquial de las Ventas de Cervera. En julio de 1986 parte hacia Calahorra como Vicario parroquial para Los Santos Mártires, y en 1991 es nombrado Capellán del Hospital Municipal de la misma ciudad. En 1993 recibe dos nuevos nombramientos, uno como párroco de la Parroquia de Santa María (Catedral) y el segundo como Canónigo del Cabildo catedral, ad nutum episcopi; dentro del Cabildo ejerció el oficio de Fabriquero (1999) y el de Canónigo Penitenciario (2006). En 1984 fue elegido Arcipreste del Alhama, y 1988 Vicearcipreste del Arciprestazgo del Ebro. Falleció a los 83 años de edad el 31 de enero, en la Residencia de personas mayores ‘La Concepción’ de Calahorra gestionada por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Recibió sepultura en Herce, su localidad natal.

 

D. Abel Mora Peciña

En agosto de 1933 nace en San Vicente de la Sonsierra, realizando sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, y recibiendo la ordenación sacerdotal en septiembre 1957. En octubre del mismo año se le encomienda la parroquia de Hornillos de Cameros como Ecónomo, y un año después la parroquia de Baños de Rioja, también como Ecónomo. En 1960 se traslada a Jaca donde recibe una canonjía en su catedral y se le encomienda la Prefecturía de filósofos y Profesor del Seminario, además de la dirección del Apostolado de la Oración diocesano y la Delegación diocesana de prensa. Entre 1966-1967 reside en Madrid por estudios de Derecho Canónico en Comillas (Madrid), donde adquiere la Licenciatura. Un año después regresa a la Diócesis (1968) y en octubre se le nombra Profesor de Teología en el Seminario de Logroño y en el Instituto de Pastoral. En 1973 obtiene una canonjía en la Concatedral de la Redonda de Logroño. En 1987 se traslada a Roma para completar estudios, incorporándose a la Diócesis al año siguiente. En 1994 compagina su trabajo con la elaboración de su Tesis doctoral en la Universidad de Navarra. Falleció a los 84 años de edad el 9 de marzo, en el Hogar Sacerdotal. Recibió sepultura en su localidad natal, San Vicente de la Sonsierra.

 

D. Carlos Pérez-Caballero Alegría

Nacido en Tricio en 1948, cursó sus estudios en los seminarios de Logroño y Burgos, ordenándose sacerdote en Logroño en marzo de 1976. Su primer nombramiento fue como Párroco de Villoslada de Cameros y anejos, y tres años después, 1979, Formador de la Sección EGB, del Seminario. En 1996 recibe la encomienda de Director del Hogar Sacerdotal, Párroco de Alesón y Administrador parroquial de Manjarrés. En 1997 se hace cargo de la administración del Seminario, y en 2005 de nuevo la dirección del Hogar Sacerdotal. En 2006 se traslada a Santo Domingo de la Calzada como Capellán de las MM. Cistercienses y Párroco de Hervías, con la administración de las parroquias de Cirueña, Ciriñuela y San Torcuato. En 2007 es nombrado Canónigo de Santo Domingo, en el 2008 Abad de la Cofradía de san Isidro, en el 2009 elegido Arcipreste del Oja y Miembro del Consejo Presbiteral, y en el 2013 Presidente del Cabildo de la Catedral. Falleció el 24 de marzo, en Santo Domingo de la Calzada, con 69 años de edad. Recibió sepultura en Tricio, su localidad natal.

 

D. Eugenio Garibay Baños

Nacido en Badarán en 1932, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, donde recibió la ordenación sacerdotal en junio de 1963. Su primer nombramiento fue para la parroquia de Pradejón, como Coadjutor, y tres años después, 1966, fue nombrado Ecónomo de la de Villalobar. En 1970 se le nombra Ecónomo de la parroquia de Azofra, a la que tiene que abandonar poco después por un grave accidente dentro de la misma. Un año después, 1971, se le encomienda la administración de la parroquia de Cañas y en 1978 la de Torrecilla sobre Alesanco. En 1987 es nombrado Párroco de Tricio, Capellán de las Carmelitas y Vicario de las parroquias de Nájera. En septiembre de 1990, Párroco de Hormilleja. Falleció en Logroño el 25 de abril con 86 años de edad, recibiendo sepultura en Nájera.

 

D. José Soto Gómez

Nacido en Albelda de Iregua en 1930, cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, siendo ordenado en mayo de 1953. Su primer destino fue para la parroquia de Bea, como Ecónomo, y Encargado de Buimanco y Valdemoro. Dos años después será nombrado para la parroquia de Garranzo como Ecónomo, y en 1956 para Ecónomo de Robles del Castillo y Encargado de sus anejos San Vicente, Santa Marina. En 1957 se traslada a Santa Engracia de Jubera para hacerse cargo de su parroquia como Ecónomo y Encargado de San Bartolomé de Jubera. En 1964 es nombrado Coadjutor de la parroquia de San Pío X de Logroño y en 1978 Coadjutor de Santiago el Real de Logroño. Falleció el 4 de mayo con 88 años de edad. Recibió sepultura en Logroño.

 

D. Jesús García Corcuera

Nacido en Sotillo de Rioja (Burgos) en 1944, realizó sus estudios eclesiásticos en los Seminarios de Burgos y Logroño, recibiendo en este último su ordenación sacerdotal en junio de 1971. Su primer nombramiento fue para atender a las parroquias de San Román de Cameros, como Ecónomo, y Soto, Laguna y anejos como Administrador de las mismas. En 1973 se traslada a Villar de Torre para atender a su parroquia como Ecónomo, y atendiendo a Villarejo como Administrador de su parroquia. En 1977 se le añade la atención de la parroquia de Manzanares de Rioja. En 1983 es nombrado Ecónomo de la parroquia de Entrena, y en 1995 de la de Sojuela como Administrador. En febrero del año 2000 se desplaza a Ecuador para poner en marcha una parroquia diocesana, concretamente en Shell-Mera (vicariato de Puyo), en la provincia de Pastaza (Ecuador), permaneciendo en ella hasta agosto del 2009. El año siguiente, octubre de 2010, se le encomienda la parroquia de Grañón y anejos, hasta que una grave enfermedad, 2018, lo postra en cama, falleciendo en el Hospital de San Pedro de Logroño el 27 de mayo con 73 años de edad.

 

D. Félix Solana Sáenz

Nacido en Pradejón en 1938, realizó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, recibiendo la ordenación sacerdotal en junio de 1964. Su primer nombramiento, octubre del mismo año, fue como Coadjutor de las parroquias de Enciso y Encargado de la de Las Ruedas. Tras su paso por Nájera, en 1970 se le encomendó la tarea de Profesor del Seminario y Prefecto de Latinos. Un año después se hace cargo de la parroquia de Clavijo, como Ecónomo, y Administrador de sus anejos, y dos años más tarde, 1973, es nombrado Coadjutor de San José Obrero de Logroño, donde ejerció esta actividad hasta el año 2005 cuando se le nombró Vicario Parroquial de la Sagrada Familia de Logroño. En los años 1981 y 1984 fue elegido Vice-Arcipreste de Logroño, y en 1985 Vice-Arcipreste de Logroño- Residente desde el 2005 en el Hogar Sacerdotal, fallecía el 1 de agosto en el Hospital San Pedro con 79 años de edad.

 

D. Francisco Martínez Bermejo

Nacido el Alfaro en 1934, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, recibiendo la ordenación sacerdotal en  mayo 1959. En septiembre fue nombrado Ecónomo de Valdemadera y Encargado de Navajún, y en 1961 Coadjutor de Aguilar del Río Alhama. Un año después, 1962, Ecónomo de Villarroya y Encargado de Turruncún. En 1965 vuelve como Coadjutor a Aguilar del Río Alhama y Encargado de Valdemadera y Navajún; en 1975 también como Encargado de Inestrillas. En 1990 se traslada a Alfaro como Vicario parroquial de San Miguel, donde permanece dos años, siendo nombrado después Párroco de Alcanadre (1992). En 1995 vuelve a Alfaro como Adscrito a la parroquia del Burgo, y un año después es nombrado Vicario parroquial de la parroquia de Aldeanueva de Ebro. Falleció en Logroño el 6 de agosto con 84 años de edad. Recibió sepultura en Alfaro.

 

D. Guzmán Navaridas Domínguez

Nacido en Cárdenas en 1960, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, donde recibió la ordenación sacerdotal en 1988. Su primera encomienda pastoral fue el año anterior, 1987, en Arnedo, como diácono, y luego, 1988 en el propio Arnedo como Vicario parroquial. En 1992 se le nombra Consiliario diocesano del Movimiento Junior. En 1996 se desplaza a Logroño como Vicario parroquial de San Francisco Javier, y dos años después, 1998, se hace cargo de la Administración parroquial de Camprovín, pasando en el 2000, a Párroco de la misma y Vicario parroquial de Nájera; el año 2002 es elegido Arcipreste del Najerilla. El año 2005 vuelve a Logroño como Párroco de la parroquia de San José Obrero, donde compatibiliza en 2007 con la Consiliaría diocesana del Movimiento de Jóvenes de Acción Católica, y en el 2014 con de la Asociación de la Medalla Milagrosa. En el 2009 es elegido Arcipreste de Logroño-Este. Falleció en Logroño el 14 de septiembre con 57 años de edad, recibiendo sepultura en Cárdenas, su localidad natal.

 

D. Javier Fraguas Navajas

Nacido en 1966, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, siendo ordenado en el mismo en junio de1995. Su primer nombramiento pastoral fue como Vicario Parroquial de la Parroquia de San Pablo Apóstol, de Logroño, y en 1999 de la de Santiago el Real; en el 2001 es nombrado Consiliario Diocesano de Vida Ascendente y poco después Consiliario Interdiocesano para Aragón- Navarra y La Rioja del movimiento Vida Ascendente; el año 2002, Consiliario Diocesano de la Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes. En el 2005 se desplaza a Rincón de Olivedo para hacerse cargo de su parroquia como Párroco y Administrador parroquial de las de Grávalos y Muro de Aguas. Y en el 2007 es nombrado Vicario Parroquial de la Parroquia de la Sagrada Familia, de Logroño. Falleció 7 de octubre, en Logroño, con 52 años de edad. Recibió sepultura en Pradillo de Cameros.

 

D. José Antonio Ruiz Pastor

Nacido en Autol en 1938, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, recibiendo las Órdenes sagradas en junio de 1963. Su primera encomienda pastoral, del 29 de septiembre al 1 de noviembre de 1965, fue en el propio Autol, pasando en este año a ejercer como Coadjutor en la parroquia de Ribafrecha, hasta el año 1969, que se desplazó a la Misión Diocesana de Burundi. Allí permaneció sin interrupción hasta 1976, ocupándose de la pastoral bautismal y matrimonial, colaborando en la construcción de un Dispensario, de la Casa de las Religiosas, en la creación de una especie de cooperativa, y restaurando viejas escuelas de adobes con un revestimiento de cemento. Pero el 21 de enero de 1976, un desgraciado accidente le apartó de la vida misionera teniendo que regresar a España para su recuperación. Retornó un año después y dejó definitivamente Burundi en 1980. Un año después, 1981 recibió la encomienda pastoral de la parroquia de Ausejo, como Ecónomo, y Encargado de El Redal. Durante varios años residió en Murillo de Río Leza, y los últimos como residente en el Hogar Sacerdotal; durante este tiempo colaboraba con la parroquia de Santa María de Palacio de Logroño. Falleció el 16 de noviembre con 79 años de edad, y recibió cristiana sepultura en Murillo de Río Leza.

 

D. Pedro Rioja Rubio

Nacido en Hormilla en 1923, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, siendo ordenado en junio de 1946. Su primer nombramiento fue para Huérteles como Ecónomo de su parroquia, y Encargado de Fuentes de San Pedro y Monter. Un año después será nombrado Ecónomo de La Ventosa y Encargado de Zaniñe, y Encargado, primero, de San Pedro Manrique, y luego Ecónomo de la misma parroquia. En 1953 se traslada a Badarán como Ecónomo de su parroquia, donde pasará la mayor parte de su vida sacerdotal; en 1974 se le añade Cordovín, como Encargado e in solidum con D. Alejandro Rioja. Cesó en sus cargos en 1996. Falleció en Logroño el 22 de noviembre, a los 95 años de edad, y recibió sepultura en Hormilla, su localidad natal.

 

D. Carmelo Martínez Sáez

Nacido en Ortigosa de Cameros en 1941, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, recibiendo la ordenación sacerdotal en junio 1964 . En octubre del mismo año fue destinado a Hornillos de Cameros como Ecónomo de su parroquia. Un año después se trasladaba a Foncea como Ecónomo, y en 1971 a Castañares de Rioja, como Ecónomo, y Encargado de la de Baños de Rioja. En 1978 recibe la encomienda de la parroquia de Villamediana de Iregua, como Ecónomo de la misma, donde fue elegido Vice-Arcipreste del Iregua en dos ocasiones: 1984 y 1988. En 989 se traslada a Logroño como Administrador parroquial de la parroquia de San Pío X, y en 1997 se le encomienda la atención al Hospital de la Rioja como Capellán; en octubre del 2010 colabora como Adscrito en la parroquia de San Millán, de Logroño. Falleció el 24 de noviembre con 77 años de edad, en el Hogar Sacerdotal. Recibió sepultura en el cementerio de Logroño.

 

D. Hilario Pascual González

Nacido en 1928 en Hornos del Moncalvillo, cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Logroño, completando su formación en Comillas; ordenado en mayo de 1953. En septiembre es destinado a Villar del Río, como Ecónomo de su parroquia, y Encargado de Aldealcardo. Posteriormente se hace cargo como Ecónomo de Yanguas, y elegido Arcipreste. En 1958 es nombrado Coadjutor de Rincón de Soto, y en 1962 se desplaza a Ollauri para hacerse cargo de su parroquia como Encargado. En octubre del año 1968 va a Calahorra como Coadjutor de los Santos Mártires, nombrado un año después, 1969, Ecónomo de la misma. En 1981 pasa de nuevo a Coadjutor de Santos Mártires, hasta el año 2002 donde es nombrado Capellán en San Bartolomé de Logroño. Falleció en el Hogar Sacerdotal el 5 de diciembre a los 90 años de edad. Recibió sepultura en Hornos de Moncalvillo, su localidad natal.